Lágrimas de risa y de emoción en la Gala Inocente, Inocente 2019

Fuente: RTVE

La Gala Inocente, Inocente 2019 celebrada ayer recaudó en directo 1.259.000 euros, más de 200.000 euros más con respecto a la edición anterior (1.037.000 euros). Las donaciones serán destinadas a mejorar la calidad de vida de niños hospitalizados y a ayudar a sus familias.

Aunque la cantidad alcanzada este año supone un avance con respecto al anterior, todavía dista bastante del año más prolifero de esta gala. En 2006 se batió el récord de recaudaciones con un total de 2.651.500 euros que se invirtieron en ayudar a niños con cáncer. En contraposición, 2011 fue el peor año para los inocentes, que recibieron solo 250.000 euros.  

Los protagonistas de la edición

En esta edición, y como es ya costumbre, ocuparon el escenario y amenizaron la noche Anne Igartiburu y Jacob Petrus, junto a Juanma López Iturriaga, Carolina Casado y Juan y Medio. Entre broma y broma, las pantallas de 1.142.000 espectadores se llenaron de emotivas historias de superación, miedo y lucha que se vivían en habitaciones de hospital en las que siempre perduraba la esperanza.

Una de las protagonistas fue María, una niña de 12 años que sufre una cardiopatía congénita. Esta enfermedad ha llevado a María al quirófano hasta seis veces. Ahora se encuentra a la espera de su séptima intervención: “Esta última cirugía sabíamos que no iba a ser fácil, que había mucho riesgo y veníamos con mucho miedo”, confiesa su madre. Después de muchos años, María va a tener por fin una válvula pulmonar que ayude a contrarrestar la deficiencia pulmonar de su cardiopatía. La asociación Menudos Corazones ha ayudado a la familia de María durante todo el proceso, facilitándoles apoyo psicológico y alojamiento. 

Daniela, Helena, Jazmina y José María fueron otras de las caras protagonistas de la noche. Todos ellos,  niños que se encuentran hospitalizados por distintas causas, como transplantes, cáncer, o paraplejia, reflejando así la cantidad y la diversidad de situaciones que sufren los niños enfermos y las situaciones a las que se enfrentan cada día. 

Las bromas de los famosos

En esta Gala Inocente, Inocente, las inocentadas cayeron sobre Antonio Carmona, Edurne, Lorenzo Caprile, Lydia Valentín y Antonio José. Algunas de ellas más pesadas, como la que le tocó a Antonio José, que vio (o creyó ver) a su padre cubierto en escayola y convertido en una estatua viviente. Con las manos temblorosas, estuvo a punto de llamar a la policía. 

Aún más surrealista fue la situación que vivió Edurne. Lo que empezó como una denuncia de plagio se convirtió en toda una revelación… La cantante es, por lo visto, “la mensajera” que anunciaba una profecía. 

Y de una broma muy espiritual pasamos a otra muy espiritista… Lydia Valentín conoció en persona (más o menos) a Armenio, un trabajador del museo que vivió durante el siglo XIX. 

El diseñador y modista Lorenzo Caprile se vio envuelto, sin quererlo, en una sesión de hipnotismo con el Jeque Bar Ay. 

Por su parte, Antonio Carmona participó en un nuevo programa ficticio para la televisión. La idea era realizar una reforma sorpresa en una casa. Pero la auténtica sorpresa fue ver que se habían equivocado de domicilio y habían destrozado la casa que no era. 

Si te perdiste la Gala Inocente, Inocente 2019 y quieres colaborar, todavía puedes hacerlo en la web www.fundacioninocente.org o llamando al 900 30 30 52

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas